Playas en Higuerote

Playas Recomendadas en Higuerote



     




     

  • Playa Los Totumos:  Oleaje bajo, ideal para la familia y niños . Los Totumos tiene un amplio estacionamiento, lugares para alquilar toldos, así como también varios establecimientos sencillos para almorzar unas empanadas, unos tostones, o un pescado fresco.
  • Playa Puerto Frances: Al occidente de Higuerote y Carenero se encuentra esta bahía de aguas tranquilas y poco profundas, cuya configuración le permite a las embarcaciones anclar con seguridad. La playa de arena oscura y oleaje suave se extiende sobre 900 m X 20 m. cuenta con varios restaurantes que ofrecen un servicio básico de comidas, así como con un estacionamiento amplio asfaltado en parte. Desde este lugar salen muchos peñeros para las playas de Caracolitos y Majagua.
  • Playa Chirimena: Ubicada a medio camino entre Chuspa e Higuerote, el pueblo de Chirimena vive principalmente de la pesca y del turismo. Tiene una playa de 600 m x 10 m, una estrecha franja de arena blanca sembrada de cocoteros y bañada por aguas agitadas, idóneas, para la práctica del surf.
  • Playa Corrales: Situada al este del pueblo de Chirimena, esta inmensa playa de 1 km x 20 m se encuentra al pie de un risco y no se ve desde la carretera. Empieza un poco antes de la posada La Galera y termina en la posada Las Casas del Gobernador, tiene arenas blancas, un mar lleno de oleaje moderno y ofrece la sombra natural de algunos cocoteros. Existen varios estacionamientos vigilados.
  • Playa Caimán: Un camino de tierra transitable por cualquier tipo de vehículo lleva a esta joya de la costa de Barlovento, localizada al este de Chirimena, después de la posada Las Casas del Gobernador. Se trata de una pequeña playa (400 m X 25 m) de arena coralina bañada por un mar agitado y hondo. Abundan los arrecifes, especialmente en el extremo oriental de la playa. Cuenta con un pequeño kiosco que abre sólo en días de vacaciones, pero no tiene servicios. Aunque la sombra es escasa, playa Caimán es un lugar encantador, ideal para quienes desean encontrar un rincón privilegiado por la naturaleza y alejado del ruido y de la multitud.
  • Playa Majagua: Se encuentra entre playa Caimán y playa Caracolito, y para llegar a ella debe tomar una de las lanchas que salen o bien de Puerto Francés o sino de los Corrales, desde donde resulta más barato ya que el recorrido es más corto. Playa Majagua (350 m X 15 m) está rodeada de un hermoso paisaje de rocas y densa vegetación. Su blanca arena recibe el baño constante de unas olas que hacen la dicha de los surfistas, pero que pueden dificultar la llegada de los peñeros hasta la orilla. No ofrece servicios turísticos. Menos concurrida que las demás playas de la región, Majagua invita a la tranquilidad y al descanso.}
  • Playa Caracolito: Aunque está ubicada en tierra firme, Caracolito es accesible únicamente por mar. Se trata de una playa orientada hacia el este, de 400 m X 10 m, que se encuentra más protegida que Majagua. Rodeada de vegetación y rocas, ofrece una fina arena coralina y un oleaje que va de suave a moderado. Cuenta con kioscos de venta de comidas bebidas durante los fines de semanas y en temporada alta, así como con la posibilidad de alquilar sillas y toldo. Es muy frecuentada en época de vacaciones. Si busca calma y sosiego, mejor visitarla en temporada baja.

  • Bahía de San Francisquito: Antes de la bahía de Puerto Francés, a mano derecha, se encuentran esta playa privada (600 m X 20 m) a la cual se llega por una angosta carretera y cuyo costo de entrada es de Bs. 10.000 por vehículo. Es un lugar rodeado de vegetación, bien vigilado y muy agradable, ideal para familias con niños pequeños. La playa de arena blanca está bañada por aguas llenas de oleajes suave. Se consiguen todos los servicios necesarios para pasar un perfecto día de playa: kioscos de comida, baños, duchas, alquiler de sillas, sombrillas y kayak, un amplio estacionamiento y canchas de voleibol y futbolito. La playa es aseada diariamente. Es imposible entrar con lanchas en la bahía a causa de un arrecife coralito.
  • Bahía de Buche: En realidad no se trata de una isla, sino de una pequeña playa ubicada en medio de un manglar, así que si desea llegar a ella debe tomar una lancha en los embarcaderos que se encuentran en el pueblo de Carenero. Altos cocoteros embellecen esta playa de aguas profundas y cristalinas, que goza además de un oleaje extremadamente suave, magnífico para la práctica del snorkel. durante los fines de semanas, cuando recibe gran cantidad de bañistas, ofrece los servicios de una mini-loncherías que venden bebidas enlatadas y comidas típicas.
  • Playa Chirere:Se trata de una inmensa playa que empieza después del pueblo de Chirimena y se extiende hacia el oeste unos 3.000 metros más. Generalmente este mar de fondo arenoso ofrece olas grandes ideales para los surfistas. De diciembre a febrero el oleaje se hace más intenso y provoca fuertes corrientes, por lo que es recomendable cierta prudencia.